domingo, 2 de enero de 2011

Células Madre Cancerígenas: un modelo en desarrollo

El cáncer es un conjunto de enfermedades en las cuales un organismo produce un exceso de células malignas (conocidas como cancerígenas o cancerosas), con crecimiento y división más allá de los límites normales, (invasión del tejido circundante y, a veces, metástasis).

Los recientes estudios han señalado la presencia de un subgrupo de células en los tumores con capacidad de célula madre. Este subgrupo es muy minoritario y por tanto difícil de aislar. Así se le atribuye la responsabilidad de iniciación de tumores, crecimiento del tumor, metástasis y reaparición o recurrencia del tumor. Éstas células son las: células madre cancerígenas o cancerosas (CSC).


El modelo que actualmente está en desarrollo sugiere que células madre secundarias, células progenitoras y células diferenciadas pueden acumular numerosas alteraciones genéticas y epigenéticas influidos por el microambiente que promueven cambios: que alteran la regulación de su proliferación celular, que evitan la apoptosis o muerte celular programada y que las hace genéticamente inestables, provocando la formación de una célula madre cancerígena que formará el tumor.


Las células madre cancerígenas se independizan del control celular y son capaces de proliferar provocando la aparición de una masa de células o tumor.

Además esas CSC se ha observado que son responsables de adquirir mutaciones que las convierten en células invasoras de tejidos celulares provocando la metástasis, que empeora el pronóstico del paciente.

Por último, se postula que las CSC son en gran medida las células responsables de la reaparición del tumor tras el tratamiento.

Todas estas evidencias promueven a las CSC como blanco de los nuevos tratamientos de lucha contra el cáncer. Pero la solución requiere de más estudios, pues en los tejidos cancerígenos las CSCs son muy inestables genéticamente presentando múltiples fenotipos que las hace diversificar sus marcadores de superficie, complicando su identificación y por tanto, la creación de un tratamiento específico contra ellas.

Sin embargo, podemos concluir que este modelo está aportando luz al conocimiento de este grupo de enfermedades, lo que es fundamental para elaborar tratamientos futuros eficaces. El conocimiento de los mecanismos de mutación, comportamientos y patrones de las CSCs podría permitir la creación de tratamientos individualizados para cada tipo de cáncer y persona.
 
Extraído, analizado y modificado de: Lauren L. Campbell Marotta and Kornelia Polyak: “Cancer stem cells: a model in the making” Current Opinión in Genetics and Development 2009.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada